3.- CEREBRO Y CONSCIENCIA: CUALIDAD DE LA MATERIA PREVIO A LA TRASCENDENCIA

La célula, la unidad viviente básica, adquiere también instintos sinérgicos para formar tejidos, y cibernéticos para organizar otras cualidades materiales como: órganos, sistemas y macroorganismos vegetales y animales.  Estos macroorganismos, responden también, como un todo y a su escala fractal, a la autopoiesis o instinto de supervivencia; y para manejar toda su homeostática (termodinámica), los organismos animales especialmente, han relegado toda esa informática y funciones, a un sistema central de mando y control o procesador; éste desarrolló estrategias de supervivencia basadas en opuestos dialécticos: un sistema de señales de dolor que advierten sobre la supervivencia en peligro; y otro de placer para fomentar aquellas acciones que aseguran y potencian dicha supervivencia.

La ley dialéctica evolutiva se ha encargado de desarrollar procesadores cada vez más complejos e inteligentes, con programas o rutinas que hacen ciertas tomas de decisiones cada vez menos automáticas o reflejas, siendo la razón (análisis lógico complejo) y la consciencia (juicio cualitativo, axiológico o ético), las más evolucionadas de estas rutinas (y las únicas con capacidad de generar filosofía).

El cerebro humano es hasta ahora el más evolucionado de estos procesadores; y existen varias teorías superpuestas acerca de cómo éste aventajó al de los demás homínidos:  la teoría de la mutación, que argumenta que la proteína denominada neuropsina tipo II es mucho más abundante en los cerebros humanos que en los de otros homínidos;  la teoría de la alimentación, sostiene que cambios alimenticios promovieron que los axones, o red eléctrica de conexiones entre neuronas, engrosaran su capa externa llamada mielina, haciendo de este cableado el equivalente a una especie de “superconductor”, “fibra óptica”, o especie de “banda ancha”, comparada con el de los demás homínidos.  Otras teorías anexas son: la de la mayor masa del neocortex frontal; la adquisición de complejidad informática sonora de cinco vocales y unas dieciseis consonantes;  la habilidad digital o complejidad manual;  la especialización de los hemisferios cerebrales; todo esto que haría del cerebro homo sapiens una especie de “dual core” en contraste a una especie de primitivo “8086” de los otros homínidos.

Gráfico: Aproximación al funcionamiento informático del cerebro humano

 Se afirma que previo a la adquisición de consciencia, evolutivamente se da la adquisición de algo llamado ego (al universo le gusta la aleatoriedad, también a la genética, y por supuesto también a su informática), que no es más que una especie de identidad, avatar o “usuario” del computador cerebral, administrador del temperamento innato (información base del ego), de todas las sensaciones (inputs), emociones y conductas (outputs) experimentadas; aunque sin control directo del “hardware” de las demás funciones biológicas (solamente con hipnosis, una fuerza psicológica, es posible robar la “contraseña” de acceso al ego).  Es además la suma de todas sus memorias o bases de datos, y es de tendencia natural concéntrico y autoprotector (esa es su manera de interpretar el instinto de supervivencia – dicen que los genes son egoístas) y por ende, causa de entropía en sus manifestaciones, tendencia que debe ser vencida con el esfuerzo psicológico de la autoestima para forjar calidad conductual y ética.  Las teorías del surgimiento del ego “auto-identificable y auto-perceptible”, y si los mamíferos superiores lo poseen, están todavía más en el ámbito de lo esotérico y la pseudociencia que en el de la ciencia informática (aunque se cree nace con la razón intuitiva y una parte de la memoria episódica llamada memoria autobiográfica); y se cree que los chimpancés, nuestros más cercanos primos, y los delfines, lo poseen también.

La adquisición de Consciencia (Ethos) vendría como resultado de una larga experiencia de interacción social.  Se piensa que aunque el cerebro humano desarrolló biológicamente  capacidad para intuir la inteligencia ética (percepción de cualidad, capacidad de Juicio, de juzgar o cualificar); la consciencia no es sino un producto de la memoria histórica de infinidad de egos (en especial las de algunos líderes y “profetas”) transmitida por generaciones (al igual que la Ciencia y la Cultura, ésta sería un proceso cognitivo colectivo, evolutivo e histórico; una especie de “nube informática” de la moral; pero que al ser la ética, homóloga de las leyes dialécticas, es pasible de ser intuida y luego convertida en rutina); o sea que es un producto de la habilidad de comunicación oral como herramienta para transmitir conceptos patrones de fines éticos primitivos, producto de siglos de experiencia grupal, ejercicio político y también filosófico.  Estos patrones posiblemente formarían parte en el nacimiento de religiones primitivas, ya sea como causa o como consecuencia.

En una entrega posterior hablaremos del concepto teórico de la Trascendencia (que posiblemente sea también una rutina biológica cerebral más en actual proceso de evolución, o un atractor donde se dirije la dinámica dialéctica social), no sin antes hacer una explicación de la Inteligencia: y ésta no es más que la medida de la eficiencia en el reconocimiento y reproducción de patrones de orden, dentro de un contexto de aparente caos.  Esta habilidad informática también potencia la supervivencia, por motivos dialécticos evidentes, y darwinianos conocidos, y se compone básicamente de: la Percepción (ventaja fisiológica del cerebro joven aquí), la cual es una especie de “lenguaje filtro de máquina” cerebral (se dice que su “código fuente” está ubicado en el Hipocampo) que decide mediante la Lógica, qué es real y qué es virtual; y luego procesa y ordena dicha “realidad” de acuerdo a las llamadas Leyes de Gestalt.  También se compone de la Memoria (ventaja empírica del cerebro maduro aquí), tanto de trabajo de corto plazo, como histórica de largo plazo.  Cada rutina cerebral tiene su propia inteligencia y memoria, y se presume que el cuerpo humano posee especie de “memoria Caché y BIOS” adicional en músculos y órganos (los deportistas y quienes han sufrido trasplante de corazón también lo sospechan).

Hay cinco categorías de percepción (también la percepción, como formadora de ego, puede ser burlada con hipnosis y otras manipulaciones): percepción de espacio, de tiempo, de movimiento (o efecto de una fuerza), de cualidad y de cantidad.  Esto origina los llamados diferentes “tipos de inteligencia”: espacial, corporal, lógico-matemática, musical, etc.;  y los tipos de genios de acuerdo a los componentes de la inteligencia: los savants (supermemoria), los planificadores (percepción secuencial), y los creadores (percepción holística).  Es la percepción además, una generadora de dialéctica en si misma, por cuanto es tan diversa e individual (ego, qualia) como las huellas digitales.

¿No serán acaso la vanidad (falsa autoestima), el pensamiento mitológico, la inspiración artística, la meditación, el efecto placebo, y la fe u optimismo excesivo, grados de autohipnosis, en parte para evadir el esfuerzo psicológico de razonar?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ANTROPOLOGIA, AUTOESTIMA, CEREBRO, CIENCIA, CONSCIENCIA, EGO, FILOSOFIA, INFORMATICA, INTELIGENCIA, MEMORIA, PERCEPCION y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 3.- CEREBRO Y CONSCIENCIA: CUALIDAD DE LA MATERIA PREVIO A LA TRASCENDENCIA

  1. Reysagrado dijo:

    O quizás exactamente lo contrario: la razón, como prueba de nuestro instinto más primario de libertad y auto-conservación…

  2. Solrac dijo:

    “La inteligencia es la función que adapta los medios a los fines”, Nicolai Hartmann, Filósofo idealista alemán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s