2.- LEYES, FUERZAS E INSTINTOS

El Universo ontológico o real (energético-material-informático-inteligente-espaciotemporal) funciona a través de la lógica o regla de juego de las llamadas Leyes de la Dialéctica; en cambio que el universo metafísico (más allá -y más acá- de la física clásica), ideal e indeterminado, que se sepa no necesita de ninguna ley del anterior.  Podemos enunciar a saber: 1- Ley de Complementariedad, Gradualidad o Lucha de Cualidades Opuestas, Recíprocas o Contradictorias, o de Causa y Efecto; 2- Ley del Cambio en el Tiempo (de la cantidad a la cualidad, de lo simple a lo complejo, y viceversa); 3- Ley del Desarrollo Evolutivo e Involutivo (cíclico y espiralado) o Negación de la Negación.

Pero el Universo es un Sistema, y como tal es regido por leyes dialécticas aplicadas a los mismos, y que en ciencia física, a través de la cual fueron descubiertas, son conocidas por Leyes de la Termodinámica. Estas sostienen: 1- Que en un sistema aislado (el Universo hasta ahora se comporta como tal; en cambio la materia se organiza en sistemas abiertos, o cerrados no aislados) la cantidad total de materia y energía se mantienen constantes no importa los cambios en su cualidad; 2- Que un sistema tiende a su máximo estado de probabilidad, y que tal estado es el equilibrio o entropía, un estado donde se pierde toda dinámica sinérgica, y para revertir tal tendencia se necesita aplicar una voluntad o Fuerza, o sea realizar un trabajo con el respectivo intercambio de energía. Para producir orden o negentropía en un contexto, es necesario sacrificar orden (crear entropía) en otro contexto complementario (¿Cuál sería ese contexto complementario a la materia en el universo?  ¿Y la cantidad cognoscible de información en el universo, es constante; y la posible? ).

Ya dijimos que para crear negentropía en el Universo se necesita aplicar una Fuerza (alterar el espacio, el tiempo o el valor informático respecto a un punto de referencia), y estas son producto de la voluntad de la primera ley dialéctica. La interacción de los diferentes tipos de materia (o más bien de sus campos energéticos de influencia) de cualidades opuestas (o complementarios) producen estas Fuerzas Fundamentales. Se conocen en el campo de la Física: a nivel nuclear, la fuerza fuerte; a nivel atómico, la fuerza electromagnética o electro-débil; y a nivel molecular, la fuerza gravitacional (se cree que al principio del tiempo estas fuerzas eran una sola cualidad, y que incluso la gravedad proviene de otra dimensión superior al espacio-tiempo). A nivel biológico existen otras que veremos mas adelante, denominadas Instintos o Propiedades (por su capacidad implícita de información), como son el instinto informático, el instinto cibernético, y la autopoiesis. A nivel del Universo como un todo existe la fuerza de expansión, que la Física no menciona entre las Fuerzas Fundamentales porque esos campos, tanto de lo infinitamente grande, como lo infinitamente pequeño, así como lo primigenia-mente antiguo, se encuentran todavía bordeando la Protociencia, y filosóficamente bordeando la Metafísica y hasta la Teología. Y a nivel psico-social se dan fuerzas que son estudiadas por las ciencias sociales.

De todas las fuerzas físicas, la electromagnética es la más trascendental, debido a su capacidad de crear no solo sinergia, a través de la primera ley dialéctica, tanto a nivel atómico como molecular, sino también las bases de la complejidad química o polimerización, a través de la segunda ley dialéctica (la primera ley afecta a toda cualidad, pero la segunda y la tercera solo cuando intervienen fuerzas). Pero para producir tal complejidad, necesita que la materia le proporcione una mayor (cantidad) de bits (más cualidades) que tan solo átomos de hidrogeno y helio, los cuales conforman el 98% de la materia con masa de vibración visible del universo. El otro 2% de la materia que conforma la “tabla periódica” es creada durante el proceso entrópico o muerte de una estrella (las cuales son sistemas transformadores de cualidades de energía y de materia) a través de la fusión del hidrogeno y el helio, como un producto de la fuerza gravitatoria.

De todas las variedades de átomos (elementos), es el carbono (ver Chovinismo del Carbono) quien tiene la capacidad de producir, con sus cuatro electrones de valencia, la mayor complejidad sinérgica o de autoorganización. Es la Química orgánica una propiedad del carbono; y la Biología (vida), una propiedad de la Química orgánica, y en última instancia, una propiedad de las leyes dialécticas expresadas a través de la fuerza electromagnética (de los enlaces covalentes).

Es a través del nucleótido, un compuesto orgánico, donde la materia consigue dar el siguiente salto dialéctico u obtención de nueva cualidad. Su capacidad de adquirir cualidades opuestas complementarias (ley dialéctica de nuevo) y una complejidad de hasta cuatro (dos parejas complementarias) unidades, su capacidad de acumulación de energía y de constituir ladrillo básico esquelético para formar nuevos tipos de materia, le hace ser considerado la unidad básica para la materia viviente. La complejidad proporcionada por la interacción de sus pares complementarios de bases nitrogenadas, le permite adquirir tanto propiedad de replicación(dicen ahora que esto para disipar energía y cumplir la segunda ley termodinámica) como “instinto informático”, constituyendo el nucleótido el equivalente a un bit de información en el lenguaje de la vida; a partir del cual, un codón sería el equivalente a un byte; un gen a un programa, y portador ya de cierta inteligencia individual; y una proteína, equivalente a una aplicación o un sistema operativo.  El ADN contiene toda una cadena llena de genes constructores de proteínas, y una célula humana contiene cuarenta y seis cromosomas con dos pares distintos de estas cadenas. Se dice que un gramo de ADN contiene tanta información como un trillón de DVDs, y los seres humanos poseemos unos 600 gramos de estas moléculas de memoria.

De la inteligencia morfogenética y la informática de los patrones de metilación de nucleótidos, a la adquisición de “instinto cibernético” o control eficiente homeostático, no hay más que un paso (esta cibernética y control se desarrollan por evolución, ensayo y error, adaptación o causa/efecto – y dicen que también al autoensamblaje molecular, a la dialéctica de las reacciones entre proteinas, las reacciones redox, así como a un tal mecanismo reacción-difusión o patrón de Turing); y sumado a la propiedad de replicación, se consigue la Autopoiesis, también llamada ley o Instinto de Supervivencia y Conservación. Todos estos instintos biológicos, como es lógico, buscan cumplir las leyes dialécticas y termodinámicas.

Es el cerebro humano la porción de materia más altamente organizada que se conoce, con capacidad de poseer consciencia, o sea, capacidad de filosofar (todos las rutinas cerebrales desde la percepción al pensamiento son procesos dialécticos, con la diferencia que el filosofar se detiene más tiempo en sacar más cantidad de información y de más calidad a esos procesos, y puede sustituir conceptos abstractos por símbolos – la razón inductiva crea valor de verdad desde la cantidad a la cualidad; y la razón deductiva desde la cualidad a la cantidad).

Si los “dioses” existen, su voluntad se manifiesta solo a través de una Ley abstracta; y las Fuerzas serían algo así como “ángeles” que abogan entre la ley y la realidad material. Por debajo de allí, lo que queda, es aleatoriedad (más complejidad), un poco de libre albedrío, y estadística. Dicen que Jesús tenía acceso, con la energía de su verbo, a la manipulación de fuerzas y leyes… ¿ver o creer?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CIENCIA, FILOSOFIA, JESUS, RELIGION, TEOLOGIA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a 2.- LEYES, FUERZAS E INSTINTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s